Las tareas de un dentista infantil en Badajoz difieren, como es lógico, de las que realiza un odontólogo en pacientes de edad adulta. Hay particularidades como el proceso de erupción dental, los dientes temporales y permanentes o dudas sobre cuándo empezar a cepillarles los dientes en la infancia que tienen respuesta en la odontopediatría, es decir, la rama de la odontología que se encarga del cuidado bucodental en las primeras etapas de la vida.

Como especialistas en odontopediatría, en MS Dental nos encontramos principalmente con tres problemas específicos en el proceso de erupción dental que, por llamativo que parezca, no finaliza completamente hasta los 20 años con la salida de los terceros molares, a pesar de que se identifique habitualmente con la infancia.

Los problemas en el proceso de dentición casi siempre se producen por la anomalía en el tiempo en que salen los dientes, tanto por retraso como por adelanto. En el primer caso no es problemático si se trata de un ligero retraso, pero en casos más graves es necesario evaluar al niño y descartar posibles enfermedades. El adelanto es aún menos problemático, pero hay que tener cuidado con la aparición de caries, habitual en este tipo de pacientes.

El proceso más problemático de todos para un dentista infantil en Badajoz se produce cuando el retraso o adelanto se produce en un diente únicamente. De forma habitual, los dientes salen de forma simétrica, por lo que si trascurre un tiempo superior a los seis meses entre la salida de distintas piezas, puede deberse a algún obstáculo físicos como un quiste, falta de espacio para que el diente salga, secuelas de traumatismos o la presencia de más dientes de los habituales.