Acudir desde pequeño a un dentista infantil en Badajoz es la mejor forma de cuidar de manera adecuada los dientes. Gracias a las visitas periódicas a este especialista y a sus consejos de higiene bucodental uno podrá disfrutar durante muchos años de una boca sana. La clave de una dentadura sin problemas está en la constancia en la higiene diaria. Esta higiene se basa en dos pilares: cepillarse los dientes después de cada comida y usar hilo dental. Dentro de esto es importante que los utensilios que se usen también tengan el cuidado adecuado. Por eso hoy vamos a hablar de cómo cuidar el cepillo dental.

Lo más importante después de cada cepillado es que el cepillo quede seco. Para ello cuando se acabe hay que pasar agua por las cerdas para limpiar los restos de pasta de dientes; tras esto se sacudirá con fuerza por el mango para deshacerse del exceso de agua; por último debe secarse en profundidad. Gracias a este pequeño gesto se estará previniendo el que no haya humedad en las cerdas. Es en este medio húmedo es en el que las bacterias y virus pueden alojarse con mayor facilidad. A mayores hay que recordar dejar el cepillo siempre en posición vertical y sin que esté en contacto con otros por la parte de las cerdas.

En cuanto a la periodicidad con la que sustituir el cepillo, nuestro dentista infantil en Badajoz recomienda un plazo de 3 meses. Eso sí, en caso de que esté deteriorado antes de cumplir ese tiempo, será necesario cambiarlo. De la misma manera si se ha pasado por una gripe o resfriado también es recomendable sustituirlo.

En

MS Dental

somos especialistas en la salud bucodental, no esperes más para venir a visitarnos.