En todos los años que llevamos especializándonos en implante dental en Badajoz, hemos podido ayudar a todos nuestros pacientes de la forma más profesional, acercándoles una atención completa junto con el asesoramiento más individualizado. Es por ello que nos gustaría aprovechar el siguiente post para explicarte cómo es posible su sujeción en la mandíbula o en el maxilar.

Como ya sabrás por anteriores post de nuestro blog, estos pequeños aditamentos se crean para poder funcionar como si de una raíz artificial se tratara, de manera que sea posible reemplazar cualquier pieza dental que se hubiera perdido o se encontrara ausente, independientemente del motivo. Estas pequeñas piezas se fabrican en titanio químicamente puro, de manera que se puedan integrar de manera sana con el resto de tejidos de la zona.

Gracias a nuestra experiencia en procedimientos con implante dental en Badajoz podemos contarte que una vez colocados por un especialista, tendrá lugar un proceso biológico denominado osteointegración, y que será el encargado de conseguir que el aditamento quede perfectamente fijado.

Según el profesor Per-Ingvar Branemark, el organismo del paciente llevará a cabo una conexión directa con la superficie del implante dental. Una vez que haya terminado, este elemento se encontrará en disposición de soportar una corona y hacer frente a cualquier requerimiento funcional o estético al que sea sometido.

Una de las características más importantes de la osteointegración, descrita en la década de 1950, es que resultará extremadamente longeva en el tiempo, por lo que los pacientes disfrutarán de los mejores resultados durante mucho tiempo.

En MS Dental te atenderemos de la manera más profesional, brindándote un asesoramiento completo y resolviendo cualquier duda que pudieras tener.